viernes, 12 de agosto de 2011

Competitividad turística

.

Una de esas noticias que no resultan agradables, pero que necesitamos conocer: Pues señor, ahora resulta que (el PERÓDICO DE ARAGÓN), andamos más bien a la cola en cuanto a competitividad turística según el indicador del 2010 elaborado por la alianza para la excelencia turística Exceltur. Bien, pues sabido esto tocará reaccionar, vamos, digo yo, y un factor más para la competitividad está en los restaurantes, porque hay un nicho de mercado en los visitantes a quienes gusta que les den de comer algo de la zona, y que sea realmente diferente y bueno, ¡muy bueno!. ¿Acaso pone en su carta algún restaurante de por aquí el tomate zaragozano ahora que es temporada, o en Huesca el rosado de Barbastro, o...?. Es más, ¿saben tan siquiera que existen?. La calidad de algunos alimentos locales no afecta solo a nuestra salud a medio plazo, sino también, potencialmente, al mismísimo atractivo turístico de Aragón. Las políticas agroalimentarias no son solo subvenciones para acá y subvenciones para allá.

No hay comentarios: