viernes, 12 de agosto de 2011

Fruta con talento

.

Chapó Mª José Izquierdo en el PERIÓDICO DE ARAGÓN, y es que nos hacemos mucho los longuis en el endiablado tema de la fruta y los niños. Que si patatín, que si patatán. Que si no les gusta, que si la tienen que pelar, que si usted viera el poco caso que hacen, que si la culpa es de los maestros, o del Gobierno, o...; pero la verdad es que estamos generando un problemón, otro más, para la sanidad que tendrá que soportar en breves décadas una generación tocada por haber aprendido a comer muy mal. Y ahora la solución casera, porque, sí, solución haberla hayla a saber: poner en sus mesas algo que les haga realmente mmmmhhhhh Nada de fruta gorda y "aparente" para la generación mema de los padres, esa memez nuestra no hay por qué hacérsela heredar a ellos, sino fruta con aroma, y, por supuesto, con buen sabor. Fruta en su verdadera temporada, nada de las primeras cerecicas o los primeros melocotones. Fruta de tamaño más bien terciado, nada de las más grandes que (técnicamente hablando) suelen ser menos sabrosas por exceso de agua y de abonos. ¡Fruta con talento!

No hay comentarios: