viernes, 12 de agosto de 2011

Una cuestión de aroma

.
Lo dice el Ministerio de Sanidad, más del 45 % de niños españoles entre 6 y 9 años come fatal, osea, que del rollo patatero aquel de que sobre esta piel de toro se practique una tal dieta mediterránea nada de nada, y, como consecuencia, obesidad galopante según los criterios de la OMS. Seguro que algún figura diseña ahora una campaña, con presupuestos públicos, para que se hagan llegar eslóganes a los chavales del tipo: come fruta y serás más guay, o le pegarás mejor a la pelota, o cualquier otra tontunada por el estilo, intentando adaptar al perfil del niño los mecanismos de publicidad destinados a los adultos.

¿Publicidad?, esto no es cosa de publicidad sino de calidad organoléptica (ya perdonarán el tecnicismo), cosa de poner buen aroma y sabor en la boca de esos niños. ¿Para cuando una coordinación Agricultura-Sanidad-Educación para conseguir ese buen sabor en lo que tanto decimos que pretendemos fomentar entre ellos?, porque ese es el huevo de colón del asunto.

No hay comentarios: