jueves, 20 de julio de 2017

Huertos "Low Cost"



Ahí lo tienen, un calabacín de "rompe y rasga", buenísimo de la muerte, pero buenísimo de verdad como no se pueden imaginar, y con un costo (en euros contantes y sonantes) tan ridículo que me da vergüenza confesarlo, claro que, ejem, a algunos vecinos les parece muy mal que se hagan así las cosas. Sistema "Low Cost" (que eso ahora está de moda), osea, de bajo coste, en realidad de bajísimo coste sin haber gastado dineros ni en labrar, ni en herbicidas, ni en abonos, ni en insecticidas, ni en fungicidas, ni... 


Hubo un tiempo en el que este terreno fue un huerto del que había que sacar la mayor producción posible para vivir. Hoy esos tiempos han cambiado, ahora es un aprovechamiento: mínimo uso de euros y máxima eficiencia económica.


Y un lugar de Aragón en donde demostrar que sí es posible: paraje El Tobo de San Mateo de Gállego, en el núcleo central de su Vega Baja. Me siento orgulloso de que seamos punteros, y, de paso, es la vía para solucionar muchos abandonos de los pequeños huertos de siempre. 

¿Se han fijado?, vayan por cualquier pueblo y verán cantidad de esos huertecicos que lo fueron en el pasado y que ahora están yermos, y es que ocurre (lo digo como Agrónomo) que el kilo de calabacines, de calabacines por ejemplo, producidos ahora en ellos saldría más caro que comprándolos en tienda. Hay que cambiar el sistema, una vez más ¡las formas del pasado no nos sirven!, y de paso es un ejemplo muy real de las llamadas Tecnologías Intermedias, concepto que se acuñó a mediados del siglo pasado: no siempre lo mejor es la última supertecnología de mega-punta, a veces habría que hacer primar la sensatez ¿o no?

No hay comentarios: