miércoles, 2 de agosto de 2017

Agradecimiento


La verdad es que he disfrutado del trabajo en las Expropiaciones Forzosas, me he sentido cómodo en funciones que tenían que ver con ser correcto en el trato con esa gente a la que la vida ha puesto en situación de "expropiados", y que, al fin y a la postre, se verán obligados a desprenderse sí-o-sí de sus tierras por razones del llamado interés general. 

El trato al público me gusta y acerté al elegirlo para mi última etapa: funcionario de carrera desde 1979, dos oposiciones, grupo A, algún “número uno”, en fin…; algo de lo que me siento satisfecho y agradecido porque me ha permitido vivir decentemente, y lo decente, ya ven (aunque no se lleve mucho por ciertos "lares") resulta importante para mi,  ¡y qué le voy a hacer si cada uno es como es, y yo soy como soy!.



Algunos, eso sí, me sugieren ahora que cambie de “bando” y que me dedique (tras jubilarme), a asesorar a los expropiados y a quienes trabajen para ellos:

“Tú que te conoces al dedillo y hasta el fondo lo que es de verdad un expediente de estos podrías..., eso les daría mucha información”.

¿Caeré en la tentación?

jueves, 27 de julio de 2017

Homenaje a unos ingenieros desconocidos



Ojo a este texto porque me la juego con "ventanas a la calle" con él:

La culpa ha sido de mi profesión, los Ingenieros Agrónomos hemos sido (como tal colectivo en España), los responsables directos de la mala eficiencia en la utilización del agua en parcela de casi todos nuestros riegos "a manta". Punto pelota. Porque el problema no radicaba en el sistema de riego en si y como tal, sino en los berzas-mega-incompetentes de los proyectistas que diseñamos acequias completamente ridículas, de 50 a 80 litros por segundo. Con tan poco caudal de agua entrando en las parcelas la velocidad de avance del frente líquido es muy lenta, y así tarda muchísimo en alcanzar el final de las mismas, y su reparto sobre el terreno resulta ser muy desigual. Efectivamente, se pierde mucha sin que pueda ser utilizada de verdad por las plantas

Pero aquí viene una aplicación del sistema "Orgullo Ajeno" Orgullo Ajeno picando aquí

He aquí un riego a pie fantástico, con una muy buena acequia que permite un "módulo de riego" excelente. No sé qué colegas ingenieros intervinieron en ella, pero vaya por delante mi homenaje y mi respeto hacia ellos. Es una secundaria que deriva de la "Camarera" en la margen izquierda del Gállego, y las parcelas que se riegan hoy desde ella pueden hacerlo con ¡eficiencias de bandera!


jueves, 20 de julio de 2017

Huertos "Low Cost"



Ahí lo tienen, un calabacín de "rompe y rasga", buenísimo de la muerte, pero buenísimo de verdad como no se pueden imaginar, y con un costo (en euros contantes y sonantes) tan ridículo que me da vergüenza confesarlo, claro que, ejem, a algunos vecinos les parece muy mal que se hagan así las cosas. Sistema "Low Cost" (que eso ahora está de moda), osea, de bajo coste, en realidad de bajísimo coste sin haber gastado dineros ni en labrar, ni en herbicidas, ni en abonos, ni en insecticidas, ni en fungicidas, ni... 


Hubo un tiempo en el que este terreno fue un huerto del que había que sacar la mayor producción posible para vivir. Hoy esos tiempos han cambiado, ahora es un aprovechamiento: mínimo uso de euros y máxima eficiencia económica.


Y un lugar de Aragón en donde demostrar que sí es posible: paraje El Tobo de San Mateo de Gállego, en el núcleo central de su Vega Baja. Me siento orgulloso de que seamos punteros, y, de paso, es la vía para solucionar muchos abandonos de los pequeños huertos de siempre. 

¿Se han fijado?, vayan por cualquier pueblo y verán cantidad de esos huertecicos que lo fueron en el pasado y que ahora están yermos, y es que ocurre (lo digo como Agrónomo) que el kilo de calabacines, de calabacines por ejemplo, producidos ahora en ellos saldría más caro que comprándolos en tienda. Hay que cambiar el sistema, una vez más ¡las formas del pasado no nos sirven!, y de paso es un ejemplo muy real de las llamadas Tecnologías Intermedias, concepto que se acuñó a mediados del siglo pasado: no siempre lo mejor es la última supertecnología de mega-punta, a veces habría que hacer primar la sensatez ¿o no?